4 sencillos consejos para calentar la voz por las mañanas:

Primer paso: hidratación

Durante la noche vamos perdiendo líquidos.

Es bastante habitual despertarse con la boca pastosa.

Eso significa que necesitas hidratarte y que por las mañanas es especialmente importante.

Lo mejor es un buen vaso de agua a temperatura ambiente en ayunas (si en invierno está muy fría puedes probar a calentarla un poquito).

¿A veces te da pereza beber agua y te tomas directamente un café?

No pasa nada, pero bébete ese vaso de agua después.

¿No te “divierte” beber el agua sola y a temperatura ambiente?

Pues puedes tomarte un te o una infusión.

Segundo paso: notas agudas

Es hora de empezar a visualizar las notas agudas de forma muy suave.

Vamos a empezar con una “m” lo más flojito que puedas.

Empezamos en una nota aguda y vamos hacia una nota grave.

Recuerda que tienes que hacerlo al mínimo volumen que puedas y de la manera que te sea más fácil posible, aunque te suene airoso.

Una vez hecho así, hazlo intentando imitar el maullido de un gato, aún al mínimo volumen que puedas y desde una nota aguda a una grave.

Tercer paso: lip bubble

Este ejercicio viene de maravilla por las mañanas.

Primero lo haremos de una nota aguda a una grave y luego empezaremos en la grave hasta la aguda y volveremos a la grave.

Es muy importante que cuides mucho la ejecución de este ejercicio para aprovechar sus efectos positivos.

Cuarto paso: Un buen calentamiento

Es necesario que hagas un buen calentamiento de tu voz si le vas a exigir mucho en pocas horas.

¡Realmente notarás la diferencia!

Los otros pasos que te he indicado antes te van a ayudar a poner a punto tu voz y la van a preparar para el calentamiento.

Se puede decir que son un precalentamiento.

Hay muchos cantantes que paran aquí.

Calentar la voz no es sólo hacer ejercicios muy suaves antes de cantar o exigirle un sobreesfuerzo, es mucho más que eso.

Necesitas hacer una progresión de menor a mayor exigencia vocal, para dejarla al nivel de lo que le vas a exigir después.

Realmente, no hay nada mejor que un buen calentamiento para dejar tu voz 100% preparada para la acción.

Si vas a hacer tu rutina de ejercicios por la mañana, necesitarás poner menos énfasis en el calentamiento, porque seguramente la propia rutina incluirá algunos ejercicios a modo de calentamiento.

Si no vas a poder hacer tu rutina y te vas directamente a utilizar tu voz, al hacer un calentamiento sí que vas a sentir sus efectos positivos.

Y ahora ¿por qué no lo pruebas y me cuentas qué tal?

Ingrid Zahara Locutora

IMG_20170210_154433.jpg
Locutora Ingrid Zahara

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close